Hernia discal: ¿es para siempre?


Hasta ahora se pensaba que las hernias de disco era un camino sin vuelta atrás. Pues bien, es una carretera de doble sentido.

Una hernia se produce cuando existe una presión irregular sobre el disco intervertebral, habitualmente por tracciones de las estructuras que rodean o se anclan en la zona.

Una hernia es la salida del núcleo pulposo de su espacio cuando el anillo fibroso que lo rodea se rompe. Al ocupar un espacio que no le corresponde, según hacia donde se dirija puede provocar síntomas o no. Por ejemplo, si lo hace hacia una zona posterolateral es muy posible que irrite algún nervio y provoque dolor irradiado.

Resultado de imagen de hernia discal

¿Cómo se puede revertir este proceso? 

Si la causa de la hernia es la presión, eliminar la misma sería de gran ayuda para reducir la sintomatología. Sin embargo, solamente entre un 5% y 20% de todas las hernias discales precisan intervención quirúrgica. Para el resto, las medidas conservadoras (es decir, la fisioterapia) están especialmente indicadas. Según la fase, habrá que tomar medidas analgésicas y/o antiinflamatorias, así como devolver el cuerpo al estado apropiado para que la biomecánica sea la correcta y no vuelva a producir una nueva salida de la sustancia del núcleo pulposo. La movilización fascial profunda con Physium System es una herramienta determinante para lograr la descompresión del disco.

En Fisioterapia Alcobendas llevamos ya hace mucho tiempo ayudando a nuestros pacientes en casos como este, defendiendo la teoría que la hernia discal es reversible. Para más información adjuntamos un estudio científico que lo demuestra.

https://www.ncbi.nlm.nih.gov/m/pubmed/28072796/