Fisioterapia para músicos



Tocar un instrumento requiere una coordinación compleja del cuerpo y la mente: estando sentado, de pie y aguantando el instrumento durante muchas horas, junto con la respiración y un factor de estrés.

Esta combinación de un trabajo complicado y exigente, tanto físico como mental, hace que el músico sea susceptible a lesionarse, a tener tensiones musculares y dolores.

La fisioterapia le puede servir al músico en forma de reeducación postural, tratar lesiones específicas y disminuir el dolor. El objetivo es siempre llegar al mayor rendimiento posible para el músico.

Para saber más:
Tríptico de Fisioterapia para Músicos (formato pdf)